Historia
En 1991 la Comunidad Económica Europea (CEE) reconoce a la Agricultura Ecológica como un método de producción alternativo a la agricultura convencional, publicado en el Reglamento 2092/91 (CEE), derogado por los Reglamentos (CE) 834/2007 y el Reglamento (CE) 889/2008 con sus modificaciones posteriores reglamentarias, que armoniza las normas de producción, elaboración, etiquetado y control.

En España, a través de la Orden de 4 de octubre de 1989, se crea el Reglamento de la Denominación Genérica en materia de Agricultura Ecológica y se crea el Consejo Regulador, trasfiriendo sus competencias en 1995 a cada una de las Comunidades Autónomas.

En los años siguientes a la creación de estos órganos, se dieron diferentes pasos para ayudar a la Agricultura Ecológica en su proceso de expansión: establecimiento de un régimen de ayudas, recogido en el Reglamento nº 1257/1999 de la UE publicado en junio de 1999 a través de las medidas agroambientales y que deroga el Reglamento nº 2078/92.